Currently set to No Index
Currently set to No Follow
septiembre 16, 2021

Casino Suerte

La web con los mejores casinos de habla hispana.

Manila, la nueva capital asiática del juego

Con Macao en plena crisis económica por causa de la COVID-19, las restricciones en los desplazamientos y la equivocación de afluencia de jugadores de China, la haber de Filipinas Manila podría convertirse en la nueva haber asiática del engranaje, o a eso aspiran las autoridades del país. Una postura económica que, no obstante, es más incierta y arriesgada de lo que a algunos les gustaría creer.

Por su ubicación geográfica y el fresco crecimiento crematístico, la metrópolis asiática Manila podría convertirse en la próxima haber del engranaje en Asia. Pero si la ciudad filipina llegará a desbancar a Macao aún está por ver. TheDigitalWay/Pixabay

Okada es un magnífico edificio enclavado frente a la bahía de Manila, en el distrito de Parañaque. El difícil hotelero y casino es propiedad del billonario japonés Kazuo Okada, antiguo ejecutor de Wynn Resorts, la firma estadounidense con sede en Paradise, Nevasca, dueña de las conocidas marcas Wynn y Encore.

Okada levantó su fortuna en el sector del engranaje con Wynn y gracias a Universal Entertainment, una compañía que se dedica a la manufactura de máquinas recreativas, tragaperras y pachinko, el peculiar engranaje, muy popular en Japón, que se asemeja a una máquina de pinball, aunque se usa mayormente para realizar apuestas.

El casino integrado en el difícil Okada Manila está operado por Tiger Resort Leisure, la filial de Universal Entertainment y se encuentra situado en una zona conocida como E-City, o Entertainment City: la particular franja de la haber filipina en la que se ubican, entre otros, los resorts City of Dreams, propiedad de Melco, Solaire Resort & Casino y Westside City Resorts World, propiedad del billonario Andrew Tan.

Corporación Filipina de Entretenimiento y Juegos de Azar

La Philippine Amusement and Gaming Coorporation (PAGCOR) es el monopolio estatal de casinos y juegos de azar en normal que está bajo la autoridad directa de la oficina del presidente de Filipinas. En 2007 la corporación renovó por 25 abriles su autoridad en cuestiones de regulación del engranaje y el negocio de casinos, salones de juegos y bingos a lo espacioso del país, permitiéndole por otra parte poder entrar en empresas mixtas para el mejora de la mencionada E-City, lo que ha entregado ocasión al espectacular crecimiento de Manila como haber asiática del engranaje.

Manila, al igual que Macao, se aprovecha de la prohibición del engranaje en China, por lo que son muchos nacionales de este país los que viajan a la haber de Filipinas simplemente para disfrutar de los juegos de azar. Encima, las relaciones políticas y comerciales entre uno y otro países son excelentes. Más o menos de 120.000 ciudadanos chinos hacen uso regular de Filipinas para sus actividades de engranaje, en un negocio que llega a ocasionar más de 4 mil millones de dólares al año.

Aunque la pandemia del coronavirus todavía ha maltratado con fuerza los casinos en Manila, que por el momento continuarán cerrados, al tratarse en gran parte de un monopolio estatal, el negocio se mantiene, al menos por el momento.

POGOs una logística de éxito

En 2016 PAGCOR comenzó a procesar licencias para operadores offshore, los POGOs (Philippine Offshore Gaming Operators). Se manejo de compañías que ofrecen servicios de juegos de azar en mercados fuera de Filipinas pero que operan bajo una atrevimiento oficial de este país. Principalmente, el centro se sitúa en el mercado de engranaje oriental, y los POGOs estarían prácticamente operados en monopolio por ciudadanos chinos.

El engranaje es una de las principales fuentes de ingresos en Filipinas y un sector manifiesto táctico por el presidente Duterte. Tanto el monopolio estatal PAGCOR como las operaciones extraterritoriales en torno a los POGOs han demostrado un éxito casi inmediato.

No obstante, las cosas podrían empezarse a torcer. Las restricciones impuestas al engranaje por la pandemia de la COVID-19, así como la prevista subida de los impuestos a las actividades relacionadas con el engranaje bajo la Bayanihan Act, que otorga al presidente Duterte la autoridad para reasignar capital en la lucha contra la pandemia, podría estar llevando a algunos de los operadores con atrevimiento filipina a inquirir otras legislaciones más propicias.

Se habría informado que más de 50 operadores con atrevimiento PAGCOR estarían interesados en trasladar sus operaciones a la Isla de Man, que como es sabido disfruta de una política fiscal conveniente laxa.